4.2 Conozca para quién escribe
4.2.1 Su editor


Antes de escribir una sola letra, familiarícese con tres de sus más importantes críticos: su editor, su audiencia y usted mismo, ¡en ese orden!

Asegúrese de entender a su editor. Discuta la idea de su historia, llegue a un acuerdo sobre lo que él o ella espera recibir, tenga siempre presente la extensión del artículo que su editor ha solicitado, y si espera imágenes, diagramas o cualquier otro material que ayude a hacer más interesante su artículo.

Es importante comprender que la comunicación con su editor debe ser fluida, pero directa. Como se indicó en la Lección Uno de este curso en línea, su editor puede estar ocupado, comunicándose con otros redactores y asumiendo además la carga diaria de preparar la edición del día. De modo que si bien él o ella apreciarán su comunicación, no debe tomarle más que un par de correos electrónicos para empezar. De otro modo, quizás descubra que en el futuro su editor le ponga más atención a otro escritor que trabaja con mayor rapidez. Recuerde: ¡este es un mercado muy competido!

Pero escuche bien: usted conoce su historia mejor que nadie y los editores a veces buscan historias que están medio ocultas. Tenga confianza en su investigación y comunique sus hallazgos con claridad.

Después de que haya escrito su artículo, es muy probable que su editor le pida algunas modificaciones. Es normal. Es su trabajo y es importante que usted así lo entienda. Aprenda de los cambios, no sólo para entender la mentalidad de su editor para la siguiente vez, sino también para mejorar su redacción en general. Los editores son los mejores profesores de un escritor.

Siempre recuerde: sin importar cuántos años lleve escribiendo, ¡siempre hay algo nuevo por aprender, y siempre hay espacio para mejorar sus habilidades!

Comuníquese con su editor sin ser irritante. Confíe en sus habilidades como periodista pero siempre tenga disposición para aceptar ser dirigido.


Anterior | Inicio | Siguiente